Descubiertos en Peñarrubia dos puñales fabricados hace 4.000 años

Las piezas fueron halladas por casualidad por un vecino del municipio en el yacimiento arqueológico de la Llave

El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac) ha recibido este jueves dos puñales de espigo, que tienen una antigüedad aproximada de 4.000 años. Estas dos piezas, que forman parte de los escasos ejemplos de este tipo de objetos prehistóricos encontrados en el norte de España, fueron descubiertas por un vecino de Peñarrubia en el yacimiento arqueológico de la Llave, de la misma localidad.

La Asociación Cultural y Etnográfica Peñarrubia ha donado este jueves al Mupac estos dos puñales, que ahora pasarán a ser estudiados para conocer exactamente su composición y datar con mayor exactitud su fecha de fabricación. El catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria (UC) Pablo Arias ha reconocido su valor y ha resaltado la relevancia de los puñales de espigo, llamados así por la forma en que la hoja del puñal se anclaba en la empuñadura a través de una pequeña lengüeta o ‘espigo’ de forma triangular para embutir el mango.

Arias ha explicado que las piezas históricas, que probablemente formaban parte de los objetos colocados sobre los muertos en sus tumbas, son escasos en el norte de España, donde existen unos pocos ejemplos en Asturias, Vizcaya y Guipúzcoa, aunque sí son más abundantes en la Meseta. El catedrático ha detallado que pertenecen a un sistema de transición en la forma de sujetar los puñales por el mango entre la Edad del Cobre y la del Bronce, hace unos 4.500 años. Durante estos dos periodos se pasa de muescas que se hacían en las hojas de sílex a un sistema de remaches parecido al actual.

Fuente: El Diario Montañes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *