Un grupo de arqueólogos encuentra una tumba ‘extraterrestre’ que contiene una calavera modificada

Los restos pertenecen al esqueleto de un niño que presenta modificaciones en su cráneo, de manera que la cabeza es alargada. La tribu a la que pertenecía tenía costumbre de realizar estos cambios en los recién nacidos para marcarlos con el estatus de guerrero.

Unos arqueólogos han encontrado una tumba, durante las excavaciones en la necrópolis Kiz-Aul cerca de Kerck en Crimea, Rusia, con un cráneo modificado perteneciente a un niño. Varios voluntarios se encontraban trabajando en expediciones arqueológicas, en el campamento de Yakovenkova, cuando se produjo el hallazgo.

El esqueleto pertenece a un bebé, supuestamente de un año y medio y de género masculino. Según informa archae.ru, su antigüedad se remonta al siglo II d.c. Pero lo sorprende fue la forma que presentaba el cráneo, ya que era alargado como si de un alienígena se tratase, motivo por el cual algunos investigadores la apodaron “la tumba del extraterrestre”.

Los arqueólogos aclaran que dicha deformación del cráneo se debe a que los antiguos miembros de la tribu a la que pertenecía tenían la costumbre de deformar las cabezas de los recién nacidos para identificar al bebé como uno de los integrantes del clan. Además, esta modificación servía para marcar el estatus social, como el de los guerreros. Así, supuestamente cambiaban el carácter de los niños para hacerles más agresivos.

El descubrimiento no es nuevo, ya que los primeros hallazgos de estos cráneos alargados en la zona de Kerch, datan de 1826.

Por otro lado, los partidarios de la hipótesis ‘paleocontacto’, es decir la teoría de los antiguos astronautas, sugieren que estos cráneos son una prueba de la visita de seres alienígenas a la Tierra durante la época antigua.

 

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *